miércoles, 23 de septiembre de 2020

SEGUIMOS ADELANTE

No está siendo un buen año. Para unos menos que para otros. Para los autónomos, hosteleros, camareros, cocineros, personal de limpieza y otros tantos trabajadores del sector, no está siendo un buen año. Y la culpa de esto es, nada más y nada menos que de una pandemia mundial que no parece que, por el momento, quiera irse. 

Pero vayamos a los datos previos a la pandemia. En España, hay más de 300.000 establecimientos hosteleros, o había, antes de que muchos de ellos cerraran porque no tuvieron más remedio. Esto se traduce en una parte muy importante de la economía. En 2018 se facturó un total de 123.000 millones de euros, lo que supone un 6.2% del total del PIB y la generación de 1.7 millones de puestos de trabajo. Hablamos de cifras sumamente relevantes de nuestra rueda económica. 



En este punto ya no podemos dudar de lo que supone para nuestro país el sector hostelero, ni negar la riqueza que genera dentro no sólo de la economía sino también siendo parte de nuestra cultura potenciando así el turismo de todas las Comunidades Autónomas. Si ya estamos empezando a notar la caída económica en el día a día con los ERTES, la tasa de paro, la bajada en la producción, el cierre de muchos establecimientos, etc, sin que el tercer trimestre de 2020 haya comenzado, las previsiones para 2021 no son nada alentadoras. Ni siquiera se sabe con certeza cuando volveremos realmente a la normalidad. 

Como parte de este sector, tan perjudicado, no sólo por la situación de la propagación de este virus, sino por la escasas soluciones que estamos recibiendo y la implicación extra que supone para nosotros "tirar" hacía delante con lo que tenemos, queremos transmitir que necesitamos el apoyo de la sociedad en general para salir de esta pero también queremos dar las gracias a las personas que día a día confían en Jurucha para tomarse su aperitivo o tomar un vino con los amigos a la salida del trabajo. Nunca había significado tanto un gesto como ahora. 

Gracias a todos y todas por el apoyo recibido, seguiremos resistiendo, abriendo cada mañana con una sonrisa y ganas de trabajar, disfrutando de lo que hacemos, cocinando nuestras tapas con más ilusión aún si cabe que antes y superando las adversidades como hemos hecho siempre. GRACIAS DE PARTE DE TODO EL EQUIPO DE JURUCHA, NOS VEMOS EN VUESTRA TABERNA DE SIEMPRE... 






Si te ha gustado el artículo no olvides suscribirte a nuestro blog!

 

Escribe tu email:



domingo, 16 de agosto de 2020

Asunción de la Virgen: Historia y significado


Ayer fue un día especial para todos nosotros. El 15 de agosto, celebramos la Asunción de la Virgen, uno de los festivos más importantes de nuestro país, ya que cientos de municipios de todas las comunidades celebran sus fiestas patronales.

LA HISTORIA

La primera referencia data del Siglo IV, cuando se celebraba la fiesta de El Recuerdo de María, que rememoraba la entrada de María al cielo y en la que se narraba su Asunción.  Para aquella época, fue llamada la Dormición de María, que festejaba la muerte, resurrección y asunción de María, y tres siglos después su nombre cambió a Asunción.

Los apócrifos sobre la asunción de María aparecen aproximadamente desde el siglo IV y V, siendo el más conocido y posiblemente uno de los más antiguos en el oriente bizantino el Libro de San Juan Evangelista, pero los principios no se desarrollaron sino hasta el Siglo XII.

Para mediados de 1800 se realizaron las primeras peticiones para que la Asunción fuera declarada como doctrina de fe; peticiones que incrementaron con el paso de los años, y fue hasta el año 1950, cuando el Papa Pío XII hizo una declaración en la Constitución Apostólica Munificentissimus Deus definiendo el dogma de la Asunción.


TRADICIÓN
.
Ciudades y pueblos repletos de actividades, música y bailes; de actos religiosos, de trajes regionales típicos de la localidad, de representaciones históricas, de fiestas taurinas, de fuegos artificiales y de flores que tradicionalmente se le llevan a la Virgen mientras sale a la calle en su procesión.

En Madrid, en el mítico barrio de la Latina se celebra la Verbena de la Paloma, en la que se decoran las calles con flores, luces y guirnaldas, en honor a la Virgen. Hay concursos de mantones de Manila y verbenas repletas de chulapos (los trajes típicos madrileños, desde finales del siglo XIX). Es una de las fiestas más importantes de Madrid, y las calles se llenan de gente y de ambiente festivo.

Además, en San Sebastián, otra importante ciudad española, celebra en torno al 15 de Agosto su Semana Grande con música, fuegos artificiales, danzas tradicionales, y además, tienen una tradición cultural que se denomina demostraciones de “bertsolaris” que son personas que componen, cantan e improvisan versos en vascuence o euskera, además de muchas otras cosas.

Actualmente, la fiesta de la Asunción está marcada como un gran día de fiesta no solo en España, sino en muchos países del mundo. 


Si te ha gustado el artículo no olvides suscribirte a nuestro blog!

Escribe tu email:




domingo, 5 de julio de 2020

¿Conoces la historia del Mercado de la Paz?

El Barrio de Salamanca está cargado de cultura,  tradición, y es por eso que hoy nos gustaría hablarte de ese otro pedacito de historia que forma parte de este emblemático sector de la ciudad:  El mercado de la Paz.


Historia y tradición

Fue un proyecto realizado en el año 1877, por el afamado arquitecto Antonio Ruiz de Salces, el mismo que ayudó con varias obras arquitectónicas como la Biblioteca Nacional y la Puerta del Sol.

Inaugurado en 1882, y siendo uno de los primeros mercados de aquella época, es el único que, para hoy en día, sigue estando en pie gracias a su particular construcción original basada en columnas de hierro fundido asentadas en grandes losas.  

Ubicado en el pulmón del selecto barrio de Salamanca, fue reformado hace unas décadas, con la finalidad de integrar la clásica estructura de los antiguos mercados municipales, y el diseño moderno de sus establecimientos, creando un espacio cómodo para la compra de las más selectas exquisiteces y de productos frescos.



Al mismo tiempo, reforzó su atractivo para los numerosos turistas que desean visitar y pasearse por un mercado que cumple una verdadera función: unir la historia y la tradición, la vida social y una cultura gastronómica; parte fundamental e insustituible de la identidad propia del pueblo de Madrid.

Además de sus productos frescos, sus cerca de 60 establecimientos ofrecen excelentes muestras de comercios y servicios que se encuentran en el sector, y Jurucha está siempre presente, ya que todos los ingredientes para nuestras preparaciones son adquiridos en este maravilloso lugar.

Este mercado perfectamente cuidado no deja indiferente a quien quiere visitarlo; no sólo por la calidad de sus productos, sino por su trato tan cercano y familiar, convirtiéndolo en uno de los mercados del distrito con mayor popularidad. Sin duda alguna, es uno de los más emblemáticos de la ciudad que ha mantenido perfectamente una tradición heredada por generaciones.

Si te ha gustado el artículo no olvides suscribirte a nuestro blog!
Escribe tu email:


miércoles, 3 de junio de 2020

10 curiosidades sobre la tortilla de patatas




Jurucha está de vuelta, y también su famosa tortilla de patatas.

La tortilla de patatas ha sido la representante fiel de la cultura gastronómica española desde tiempos del descubrimiento de América; momento en el que fue añadida la papa a la dieta de los antepasados de esa época, y que ayudó a perfeccionar la famosa receta que, al día de hoy, representa el básico de todas las mesas en cada región del país.
Esta tradicional preparación de huevos y patatas es la mezcla más popular para bocadillos, aperitivos, como único plato, como acompañamiento, pero sin duda alguna, es la estrella del bar y la amiga del alma de la caña.


10 curiosidades de la tortilla de patatas

  • Los expertos aseguran que la aparición de la tortilla data del siglo XVII en concreto en la localidad extremeña de Villanueva de la Serena.
  • Joseph de Tena Godoy y el marqués de Robledo son los dos maestros a los que se les atribuye la creación de este plato.
  • Era económico y alimentaba suficientemente bien, y por esa razón eligieron dos elementos austeros, que con la ayuda de los que llegaban a probarla, lo convirtieron en uno de los mejores manjares de nuestra gastronomía.
  • Un estudio realizado confirmó que la versión más popular es con cebolla, y que el 71% de los encuestados la prefieren así.
  • La tortilla más grande del mundo se hizo en Vitoria con 16.ooo huevos y 1.600 kilos de patatas, 150 l de aceite, 26 kg de cebollas y 15 kg de sal.
  • Tiene su día festivo, que se celebra entre febrero y abril, en localidades como Ávila, Lugo, Granada, Guadalajara, León, Madrid, Palencia, Toledo, Valladolid o Zamora.
  • Hay helados de tortilla de patata que tienen un sabor increíblemente parecido.
  • Es el plato más preparado por los españoles cuando residen en el extranjero.
  • Por comunidades autónomas, los españoles señalan que es en Andalucía, Madrid y Cataluña donde mejor se prepara la tortilla de patatas.
  • La tortilla francesa también es española: Se inventó en España, durante la guerra de la Independencia cuando el asedio de los franceses hizo que escaseasen los alimentos, patatas, por lo que las tortillas se hacían solo con huevos. A este tipo de tortilla se le empezó a llamar así.

Con estas curiosidades sabemos que despertamos tu apetito y tus ganas de visitar nuestra tan conocida barra de Jurucha; así que acércate al Barrio de Salamanca este viernes 5 de junio, que abriremos nuevamente nuestras puertas, para seguir trabajando por una tradición que no sólo nos representa en Madrid, sino también en el mundo.




Si te ha gustado el artículo no olvides suscribirte a nuestro blog!
Escribe tu email:


viernes, 1 de mayo de 2020

Recetas de Cantabria: Caricos estofados o alubias rojas de Cantabria




Cantabria. Una región marcada por una de sus señas de identidad más importantes: su gastronomía. Sus platos llenos de variedad, de propiedades nutritivas y de mucho sabor, tienen definido el carácter de la tierra y, por supuesto, del mar. Carnes, mariscos y legumbres siempre serán los protagonistas de las mejores mesas.

Como saben, Jurucha inició su gran tradición gastronómica fusionando sus orígenes de Madrid, Bilbao y Cantabria, por lo que nos encanta compartir con ustedes un pedacito de nuestra historia y nuestra cultura; y en esta oportunidad les traemos una receta típica para que puedan prepararla en familia en esta cuarentena: Caricos estofados o alubias rojas de Cantabria. 

En seco, el Carico es oscuro y tiene una forma casi redonda; y al cocinarlo, es una legumbre deliciosa, y con una agradable textura que proporciona un caldo con cuerpo que se enriquece al triturar las verduras.  
Al preparar esta receta, preferimos hacerla un poco más ligera al no añadirle chorizo ni similares, aunque por supuesto si lo deseas, puedes incorporarlos. También la puedes preparar a la manera tradicional, siempre y cuando alargues un poco los tiempos de cocción.

Ingredientes:
  •          Carico montañés o alubia roja pequeña  ................200 g
  •          Cebolleta ........................................................................1
  •          Diente de ajo ..................................................................1
  •          Pimiento verde italiano ...................................................1
  •          Zanahoria .......................................................................1
  •          Aceite de oliva virgen extra .................. ..................30 ml
  •          Pimentón dulce ...........................................................2 g
  •          Comino molido ............................................................2 g
  •          Pimienta negra molida
  •          Sal
  •          Caldo de verduras o agua
Preparación:
  •         Dificultad: Media
  •        Tiempo total: 50 minutos
  •         Elaboración: 10 minutos
  •         Cocción: 40 minutos
  •        Reposo: 15 minutos
Lava los caricos el día anterior, y déjalos en remojo con abundante agua fría toda la noche. Corta la zanahoria, la cebolleta, el ajo y el pimentón en trozos grandes y cocina junto con las alubias, las especias, el aceite y una pizca de sal.

Cubre con agua y deja cocinar hasta que los caricos estén blandos. Al estar listos, saca la verdura y licua con un poco de caldo, unas alubias, un poco más de sal y unos pedacitos de pimentón. Añade la mezcla a la olla, y corrige la sal. Sirve con un chorrito de aceite de oliva virgen extra, y si lo deseas, acompaña tu plato con una ensalada fresca. 
¡Qué la disfrutes!



  Si te ha gustado el artículo no olvides suscribirte a nuestro blog!
Escribe tu email: