martes, 23 de octubre de 2018

Origen de la tortilla de patatas


La tortilla de patatas, o tortilla española, es un clásico en cualquier bar que se precie y también una de nuestras recetas más internacionales. ¿Qué turista que venga a nuestro país no quiere probarla?


Pues por si algún día alguno te pregunta de dónde viene este plato, aquí te lo contamos.


Sabemos que fue Pizarro quien trajo la patata desde América con el fin de alimentar con ella a los animales. ¡Qué desperdicio, la verdad! Pasarían muchos años hasta que algún pobre campesino se decidiese a comerla y a contar lo rica que estaba.


Y no fue hasta finales del siglo XVIII que se combinó con el huevo para dar lugar a la tradicional tortilla.


Fue en Extremadura, más concretamente en Villanueva de la Serena. Allí vivía un tal José de Tena y Godoy,  un economista que se preocupaba mucho del bienestar social y al que el tema del hambre de las clases bajas traía de cabeza.


Hay que tener en cuenta que en ese siglo había habido un aumento bastante grande de población y la situación económica no era muy buena, así que había que buscar un alimento abundante y barato.


A nuestro economista se le ocurrió mezclar la harina de trigo con harina de patata y hacer una especie de tortitas fritas que llenaban bastante y encima estaban ricas. Luego decidió añadir también huevos, y así se inventó la tortilla.


En 1848 ya aparecía la receta en los libros de cocina, pero no sería hasta veinte años después que encontramos la primera referencia a la inclusión de la cebolla. Parece ser que durante un tiempo también se le añadió ajo y perejil, pero pronto se volvió a la forma tradicional de cocinarla.


¡Y de ahí a conquistar el mundo!


Muchos dicen que la tortilla de patatas de Jurucha es una de las mejores de Madrid, y nosotros tan contentos, claro.


¿Por qué no te pasas y nos das también tu opinión?